Ungüento Cutáneo

Encremándote desde 1989 A.C.

Me mandé un cuentito a ver si sale algo como la gente, ustedes dirán.


La vida de las dos ancianas había recorrido caminos dispares y la vejez las unió para siempre.Ella había llevado una vida dedicada a la prostitución, no por necesidad, sino por decisión propia.Había tenido desde joven la oportunidad de recibir educación y formarse como profesional, así como establecer una familia.Sin embargo a ella nunca le interesó eso.Prefería la crudeza de la calle, prefería el sexo con extraños y una vida en la que nada fuera rutina.Su única rutina fue aquel cliente que recurría a ella una vez por semana.Al que ella esperaba en el mismo lugar todos los miércoles, a pesar de que el resto de los días trabajaba en diferentes calles.Sin embargo, por alguna razón, él ameritaba la espera.
Su hermana Brenda, sin embargo había llevado una vida apacible.Había estudiado magisterio, se había casado con un hombre que trabajaba en una oficina pública y había muerto hace varios años y había criado a dos hijas, a las que ya no veía.
Olga se despertó y rápidamente se levantó de la cama, se puso sus pantuflas y tomó la silla que usaba como andador para dirigirse a la puerta.Cuando la abrió, Brenda estaba del otro lado a punto de golpear.Gritándole e insultándola la llevó al comedor.Allí tuvieron una fuerte discusión en la que, nuevamente, Brenda le hechó en cara la vida que había llevado y lo caro que le salía mantenerla y cuidarla.Como era usual, durante la discusión Brenda liberó tensiones golpeando a su hermana.
A la media hora se fue y Olga salió al balcón.Se sentó allí y se pasó todo el día, como lo había hecho los últimos 25 años.Miraba a la gente pasar, y saludaba a algunos vecinos con un "Adiós bonito".Fue allí donde empezó a recordar.
Ella estaba apoyada en un árbol, retocando su maquillaje.Vestía una minifalda que dejaba a la vista uno de sus atributos mas cotizados.Su musculosa se adhería a su cuerpo y el resplandor del alumbrado público se encargaba de delinear sus rasgos.La boca fina pintada de rojo, su nariz grande que nacía de entre sus cejas, sus ojos chicos separados por una distancia levemente mayor a la normal.
Un auto negro se acercaba por la calle a muy baja velocidad.Ella supo que era él.
El auto entreparó y bajó la ventanilla.Salió humo de cigarro de adentro y una voz dijo:
-Hola.
-Hola.
-Subí.
Cuando subió su mente se inundó de recuerdos: aquel aroma, la guantera abierta con un paquete de cigarros dentro, el espejo retrovisor quebrado y la sensación constante de que ese era un viaje al cielo o al infierno.Sin embargo estar con aquel cliente le movilizaba algo.Ella nunca entendió que era y nunca paró de preguntárselo.La conexión que existía entre ellos estaba basada exclusivamente en el sexo.La primer vez que el dispuso de sus servicios, ni siquiera le preguntó el precio, simplemente le dió una suma de dinero que fue bajando con el tiempo.Ella nunca se quejó.Desde el momento en que ella subía al auto el diálogo verbal no existía entre ellos.El silencio estaba cargado, pero no era incómodo.
Llegaron a un estacionamiento poco concurrido.Los dos pasaron a los asientos traseros.Él comenzó a tocarle suavemente la pierna.Su avance era diferente al de otro clientes, él parecía intentar conquistarla con cada caricia.Como si fuera posible que ella se rehusara.
La besaba en los labios durante largo rato antes de concretar el acto que los convocaba.Y jamás le pedía nada, todo se daba de forma natural.Si bien lo sospechaba, él jamás supo que ella no besaba a otros clientes ni que su tarifa era bastante mas alta de lo que el había pagado nunca.Cuando se bajó del auto le dijo, luego de cerrar la puerta: -Adiós bonito.

Me hice un Twitter así que al que le interese lo que digo (difícil) sigame haciendo clic aquí.

3 elefantes que se columpiaban:

"Mucha suerte y salud"!

Paso a saludar y a avisar que os agregué a los blogs que sigo, compañero! =)

Ap, sí. Soy bisnieta de Pichon-Rivière :)

Yo soy

Mi foto
Maldonado, Maldonado, Uruguay
Dios, ¿para que sirve este blog?

Chapulines colorados

Síganme los buenos

ecoestadistica.com

Quién avisa no peca...

En este espacio se publican imágenes y/o material, que puede ser perteneciente a cualquier usuario de la web.
Si alguno de éstos usuarios se siente ofendido o por cualquier otra razón, no desea que su contenido sea exhibido en éste blog, no tiene mas que comunicarse conmigo a pacucajo@hotmail.com