Ungüento Cutáneo

Encremándote desde 1989 A.C.


Hay un descargo que quiero hacer en relación con la campaña política que se está llevando a cabo en esta colcha de retazos en la que vivimos.Si hasta parece hecha por mi abuela. Siento que estoy en una situación que no debería.Me siento, por alguna razón (es posible que la inminente adultez se abalanzara sobre mi en este último tiempo) en una propiedad que no es mía.Empezamos en la nada y ahora estoy parado en un lugar cuyo buzón luce el nombre de otro dueño.En mi cuerpo es cada vez mas avasallante la sensación de que todo lo que pensaba que era cierto hasta este momento, ahora está en duda.Y lo que me genera malestar es esa arma que apunta a mi cabeza y que se que va a gatillar, ahora nomás, a fines de octubre. No importa equivocarme, al fin y al cabo errar es una cualidad inherente al ser humano.Y con esto no digo que por ser consciente de ésta condición, está callada mi conciencia.Solo que mientras en mi mente exista la preocupación por hacer las cosas bien (parece contradictorio, pero...) no tengo de que preocuparme.Lo que me importa es estar absolutamente convencido de lo que voto, apoyar al grupo de personas que tengan como objetivo una meta igual a la mía, y vayan por el camino que a mi me parece correcto caminar. Tengo que tomar una decisión ya, y no se que hacer.Sin embargo pienso en que existe un grupo de personas que intentan pintar la realidad de la forma que resulte mas clara.Intentan plasmar en nuestras cabezas un panorama que nos permita entender los sucesos que acontecen entre nosotros y discernir acerca de quién es el adecuado a la hora de administrar los bienes, servicios y obligaciones de nuestro estado.Ese grupo de personas estuvieron cierta cantidad de años estudiando, leyendo, informándose, investigando y entiendo diferentes teóricos y teorías, y desarrollando las suyas propias en pro de convertirse en útiles al sistema de medios de comunicación existente en este país.¿Donde están?Porque, si bien entiendo que la información es la clave a la hora de tomar decisiones, no se de que fuente beber agua, si cada fuente se ha ido oxidando y contaminado el agua que brindan, luego de tantos años de vida "útil". ¿Qué hacer si un diario es claramente izquierdista, el otro notoriamente de derecha y los demás son producto de organizaciones espirituales que no quiero que interfieran en mi pensamiento? ¿Qué hacer si un libro que habla sobre la dictadura es de un colorado, y el otro es de un blanco y el autor del otro es a las claras socialista? La solución sería leerlos todos, por supuesto es un plan genial, e intento ponerme en campaña ( no política, sino de lectura).Sin embargo no deja de molestarme el hecho de que existan periodistas, que no solo no son objetivos (que es una cualidad a la que dudo que se pueda llegar) sino que no intentan serlo.La objetividad es una utopía y funciona como tal.Es como el horizonte, si queremos acercarnos no llegaremos nunca, pero al menos estamos avanzando.Con esto no quiero decir que los pobres comunicadores no tengan derecho a tener una ideología, ya sea política, religiosa o de cualquier índole.Solo digo que deberían, al menos, intentar dejar esas ideologías de lado.No es fácil pero, ¡sorpresa!, es el trabajo de un periodista. Ya no me sirve hablar con la gente acerca de que fue lo que pasó años atrás.Porque todos lo vivieron pero ninguno tiene la misma opinión al respecto.Y piense lo que piense, siempre alguien parece estar dispuesto a formularme la misma falacia: "Se nota que tú no lo viviste" Si, soy joven, pero no es mi culpa.O ahora tengo que pedir perdón y llorar porque no viví en la dictadura. Lo único que me quedaba era escuchar a los postulantes, absorber lo que ellos expresarían.Pero que sorpresa me llevé cuando me dí cuenta de que lo único que puedo absorber son ideas tan incoherentes como poco serias.Que a Lacalle le gusta matar gente con una motosierra, que en Maldonado necesitamos un diputado que "le saque el comunismo a esos tupamaros".Que Mujica es desprolijo, feo y bigotudo.Que Lacalle es un viejo, oligarca y burgués. Yo me pregunto:¿No era que la campaña era para convencernos presentándonos propuestas así la gente puede decidir que le parece bien y qué mal? ¿Qué me importa si el Frente piensa que Lacalle es un chanta o si los blancos piensan que Mujica es un asesino? Al final pierdo mi tiempo escuchando lo que ellos tienen que decir, y lo único que hacen es insultarse como niños de jardín.Sin embargo debo quebrar una lanza por Bordaberry, no sin antes aclarar que estoy lejos de la forma de pensar de su partido, así como de la suya misma.Y si bien los proyectos que ha presentado en la campaña, no me parecen los mejores, si me parece que ha hecho una buena campaña.He visto publicidades suyas un poco cholulas, pero he visto varias con contenido.En las que presenta su forma de pensar, sus proyectos si es que llega a la cúspide del podio.Pero, ¿que voy a hacer? ¿votar por alguien con quién no estoy de acuerdo solo por el hecho de que me contó lo que le parecía bien a él? Lo cierto es que mi incertidumbre es cada vez mas grande y mis certezas son cada vez menos.Ojalá todo este embrollo que se formó en mi cabeza no termine en un voto nulo, que al final es mejor que jugar al ta-te-ti con la papeleta.

0 elefantes que se columpiaban:

Yo soy

Mi foto
Maldonado, Maldonado, Uruguay
Dios, ¿para que sirve este blog?

Chapulines colorados

Síganme los buenos

ecoestadistica.com

Quién avisa no peca...

En este espacio se publican imágenes y/o material, que puede ser perteneciente a cualquier usuario de la web.
Si alguno de éstos usuarios se siente ofendido o por cualquier otra razón, no desea que su contenido sea exhibido en éste blog, no tiene mas que comunicarse conmigo a pacucajo@hotmail.com