Ungüento Cutáneo

Encremándote desde 1989 A.C.

Meterse en cuestiones de arte es complicadísimo.El arte es casi indefinible, significando cosas muy distintas (y a veces opuestas) en diferentes épocas, lugares, culturas, para diferentes personas, etc.
Siendo un concepto tan abstracto, y algo que personalmente me atrae muchísimo, suelo dedicarle mis horas de ocio (los que me conocen saben que son muchas) a pensar en cuestiones relacionadas a esa cosa que ha existido siempre y que no hemos entendido nunca.
Conversando con un compañero de trabajo con respecto a esto una vez me dijo: -Estuve ojeando (u hojeando jamás sabré cual de las dos es correcta) un libro de Susan Sontag que se llama "Contra la interpretación". Allí dice algo como que la interpretación es lo que le da vida y a su vez muerte a arte. Le da vida porque interpretando uno logra entender el mensaje, las cualidades artísticas del creador, las técnicas utilizadas, el tiempo y esfuerzo que le demandó la obra, en fin, puede adentrarse en la "cocina" del arte. Sin embargo interpretando también corremos el riesgo de perder en sentimiento, lo genuino que provoca al consumir alguna forma de arte sin pretender nada más que una sensación.
Esta pequeña conversación con Gonzalo, me quedó dando vueltas mucho tiempo y justamente hoy estuve pensando en eso. Se me hace evidente que esa diferenciación entre interpretación y emoción es saludable y responde a un largo proceso que se viene dando en el mundo del arte que lo ha hecho un poco menos elitista y un poco más democrático. Con esto no quiero decir que sea mejor ni peor, seguramente muchos piensan que las vanguardias no debieron haber existido y que en su momento cúlmine, con el orinal de Duchamp, dejaron que el concepto de arte destruyera toda barrera permitiendo que hoy en día cualquiera pueda decir que cualquier cosa es arte sin temor de que nadie se lo discuta (al menos no con propiedad)
Para muchos esto implicó que el arte, como tal, se ensuciara de banalidades y personajes con ansias de demostrar que tan excéntricos pueden ser y no tanto un talento desarrollado seriamente o una búsqueda crítica de calidad. Ciertamente este hecho permitió mucho de eso, pero también generó una libertad nunca antes vista para crear de la manera que el artista prefiera, cuando lo prefiera, en la cantidad que prefiera, sin límite. Estamos en un momento en que el arte es todo o nada. No hay matices, o todo es arte (y cuando digo todo, es todo) o nada es arte (si consideramos que el arte es un estado utópico de perfección de una obra).
Todo esto no es, evidentemente, novedoso en absoluto. Ha sido explicado ya desde hace unos cuantos años por autores como Gombrich. Pero creo que es vital para entender el arte. Y entender el arte es vital para reflexionar acerca de lo que Sontag decía con respecto a la interpretación.
Debo reconocer que estoy de acuerdo en que al interpretar es fácil perder la emoción de la inmediatez. A esta conclusión he llegado recién hoy, meses después de aquella conversación, si bien sospechaba cual sería el resultado. Sin embargo me cuesta determinar que la interpretación pueda ser la muerte del arte. Concibo si que sea la muerte de la obra. Porque interpretando podemos perder la sensación con respecto a esa obra en particular (a pesar de que la encontraremos fascinante mediante aspectos que tienen que ver más con la razón que con las emociones) pero ganaremos en conocimientos y profundización que serán aplicados automáticamente (ya que el análisis previo de otras obras pasará a formar, indefectiblemente, parte de nuestro aparato psíquico) a formas de arte que conoceremos posteriormente. Y aquellas formas de arte que sean capaces de pasar ese filtro cada vez más selectivo (y lleguen a hacernos sentir eso que buscamos o eso que están destinadas a ofrecer), serán las más aptas, las de mayor calidad, en fin, las que más pueden aportarnos. Es allí donde entra en juego la emoción, porque con el tiempo lograremos una emoción genuina consumiendo un arte que tiempo atrás no hubiéramos entendido, perdiendo de sentir aquello que la obra debía transmitir.
Pienso que la interpretación en relación al arte, es un camino que nos lleva lejos y profundo para explorar capacidades, emociones, lugares de nuestra mente que no podríamos experimentar si no emprendemos ese camino.
Es fácil quedarnos en la cómoda situación de no interpretar, simplemente de dejarnos llevar por el sentimiento cuando nos vemos atravesados por una obra de arte. Sin embargo, estancándonos en esta postura ¿cuánto perdemos? ¿cuántas cosas podríamos entender y nos podrían deleitar? ¿cuántas ideas o sensaciones quedarán allí, escondidas, esperando solo al más apto capaz de develarlas?

Me mandé un cuentito a ver si sale algo como la gente, ustedes dirán.


La vida de las dos ancianas había recorrido caminos dispares y la vejez las unió para siempre.Ella había llevado una vida dedicada a la prostitución, no por necesidad, sino por decisión propia.Había tenido desde joven la oportunidad de recibir educación y formarse como profesional, así como establecer una familia.Sin embargo a ella nunca le interesó eso.Prefería la crudeza de la calle, prefería el sexo con extraños y una vida en la que nada fuera rutina.Su única rutina fue aquel cliente que recurría a ella una vez por semana.Al que ella esperaba en el mismo lugar todos los miércoles, a pesar de que el resto de los días trabajaba en diferentes calles.Sin embargo, por alguna razón, él ameritaba la espera.
Su hermana Brenda, sin embargo había llevado una vida apacible.Había estudiado magisterio, se había casado con un hombre que trabajaba en una oficina pública y había muerto hace varios años y había criado a dos hijas, a las que ya no veía.
Olga se despertó y rápidamente se levantó de la cama, se puso sus pantuflas y tomó la silla que usaba como andador para dirigirse a la puerta.Cuando la abrió, Brenda estaba del otro lado a punto de golpear.Gritándole e insultándola la llevó al comedor.Allí tuvieron una fuerte discusión en la que, nuevamente, Brenda le hechó en cara la vida que había llevado y lo caro que le salía mantenerla y cuidarla.Como era usual, durante la discusión Brenda liberó tensiones golpeando a su hermana.
A la media hora se fue y Olga salió al balcón.Se sentó allí y se pasó todo el día, como lo había hecho los últimos 25 años.Miraba a la gente pasar, y saludaba a algunos vecinos con un "Adiós bonito".Fue allí donde empezó a recordar.
Ella estaba apoyada en un árbol, retocando su maquillaje.Vestía una minifalda que dejaba a la vista uno de sus atributos mas cotizados.Su musculosa se adhería a su cuerpo y el resplandor del alumbrado público se encargaba de delinear sus rasgos.La boca fina pintada de rojo, su nariz grande que nacía de entre sus cejas, sus ojos chicos separados por una distancia levemente mayor a la normal.
Un auto negro se acercaba por la calle a muy baja velocidad.Ella supo que era él.
El auto entreparó y bajó la ventanilla.Salió humo de cigarro de adentro y una voz dijo:
-Hola.
-Hola.
-Subí.
Cuando subió su mente se inundó de recuerdos: aquel aroma, la guantera abierta con un paquete de cigarros dentro, el espejo retrovisor quebrado y la sensación constante de que ese era un viaje al cielo o al infierno.Sin embargo estar con aquel cliente le movilizaba algo.Ella nunca entendió que era y nunca paró de preguntárselo.La conexión que existía entre ellos estaba basada exclusivamente en el sexo.La primer vez que el dispuso de sus servicios, ni siquiera le preguntó el precio, simplemente le dió una suma de dinero que fue bajando con el tiempo.Ella nunca se quejó.Desde el momento en que ella subía al auto el diálogo verbal no existía entre ellos.El silencio estaba cargado, pero no era incómodo.
Llegaron a un estacionamiento poco concurrido.Los dos pasaron a los asientos traseros.Él comenzó a tocarle suavemente la pierna.Su avance era diferente al de otro clientes, él parecía intentar conquistarla con cada caricia.Como si fuera posible que ella se rehusara.
La besaba en los labios durante largo rato antes de concretar el acto que los convocaba.Y jamás le pedía nada, todo se daba de forma natural.Si bien lo sospechaba, él jamás supo que ella no besaba a otros clientes ni que su tarifa era bastante mas alta de lo que el había pagado nunca.Cuando se bajó del auto le dijo, luego de cerrar la puerta: -Adiós bonito.

Me hice un Twitter así que al que le interese lo que digo (difícil) sigame haciendo clic aquí.

Mamá: ¡Qué linda te queda esa campera!
Yo: ...
Mamá: Bueno, tenés buena percha porque sos alto.
Yo: ...
Mamá: ¡Bah!, no solo los altos tienen buena percha.
Yo: ...
Mamá: Sos un agrandado.

(?)


Título: Bestiario
Autor: Julio Cortázar
Editorial: Punto de lectura
Distribuye: Santillana


Bestiario está entre las primeras obras publicadas por el célebre escritor Julio Cortázar.Se trata de un conjunto de 8 cuentos que ya en sus comienzos refleja, no solo la calidad literaria que identificaría a su obra, sino también al estilo que sería su hilo conductor.A través de las páginas de estos relatos breves, vamos asimilando el tono particular que Cortázar le da a cada una de las historias.
He oído hablar del realismo mágico de Julio y me pregunto de que se trata.Al interiorizarme en el libro me venían a la mente todo el tiempo imágenes de la obra de René Magritte.Tanto en el estilo de Cortázar como en el surrealismo de Magritte se ve un afán claro de mostrar la realidad.Sin embargo le imprimen toques de fantasía, lo que le da a este tipo de arte un aspecto que, a mi particularmente, me resulta intrigante, cómico, perteneciente a otro mundo.
Las historias incluídas en Bestiario nos transportan hacia lugares y/o situaciones imposibles.A pesar de ello su técnica crea una relación entre lo extraño o fuera de lugar con lo normal, que se torna verosímil al instante apenas de habernos visto impactados por el shock de lo imprevisto.Julio me sumerge en su mundo con paciencia, despacio.Sin embargo al terminar cada uno de los relatos me siento tan habituados a su universo, como si hubiese permanecido en él desde siempre.
Cortázar, además, imprime en sus historias un ritmo muy particular, en el que por momentos caí en la monotonía y en otros me llevó en una velocidad vertiginosa a través del nudo del cuento.
En fin, toda una experiencia leer a este hombre que cambió la literatura latinoamericana irreversiblemente.

¿Quienes son Los Coristas?





Visitar letra | Letras de canciones

¿Quienes son Little Joy?




Visitar letra | Letras de canciones


Título: Rebelión en la granja
Autor: George Orwell

Editorial: Booket

Distribuye: Planeta

Una vez, en clase de literatura, hablábamos de El mito de la caverna de Platón.La profesora nos explicó que se trataba de una alegoría, o sea, un conjunto de metáforas encadenadas.Desde aquel momento me pareció extraña e interesante esta forma de exponer lo que uno piensa.He descubierto ultimamente que existen muchos libros alegóricos y suelen ser los que mas me gustan.Como ejemplo estan La isla de los pingüinos de Anatole France o El principito de Antoine de Saint-Exupéry. Hace poco empecé Rebelión en la granja al cual le tenía bastantes ganas desde hace un tiempo. En una granja, los animales, hartos de la dura vida que les imponen los humanos, deciden rebelarse.Hecharían al dueño y tomarían control, pero esta vez, para su propio beneficio. Todo funciona de maravilla, se organizan de tal manera que cada uno cumple con un rol.Pero los problemas empiezan cuando algunos miembros de la rebelión van traicionando la causa. Orwell nos explica, a través de una historia sencilla y una narración llana, los dilemas de Rusia en la época de Trotsky y Lenin y su lucha por derrocar al régimen zarista.Sin embargo una de las ventajas de estas alegorías (aparte de simplificar asuntos que de otra manera serían dificiles de analizar) es que se transforman en universales y aplicables a muchas situaciones.Así sucede con este libro. Una historia que nos hará reflexionar acerca de que tan cierto es lo que vemos, si lo miramos superficialmente.Analizar las cosas por nosotros mismos, sin permitir que nos entreguen la información ya procesada hace que lleguemos a entender las bases mismas del sistema en el que vivimos. En fin, un muy buen libro, muy ágil y de rápida lectura.Una buena opción para una tarde lluviosa.


Título: La carretera
Autor: Cormac Mc Carthy
Editorial: Debolsillo
Distribuye: Sudamericana

Un libro extraño.Una historia gris y lenta.
Ambientada en un ambiente apocalíptico, un hombre y su hijo abren camino a lo largo de una ruta con sus pertenencias en un carrito de supermercado y la esperanza de sobrevivir, sin saber demasiado bien para qué.
Pienso en una obra con un escenario de éstas características y me imagino ciencia ficción.Sin embargo esta obra no lo es de ninguna manera.
Mc Carthy nos muestra la desesperación de un hombre por sobrevivir a un mundo destruido.La responsabilidad de proteger a su hijo mas allá de todo, aunque los dos se cuestionen si tiene sentido seguir peleando por continuar con una vida que, indefectiblemente, se desarrollará en este nuevo mundo lleno de cenizas, muerte y hambre.Un lugar en el que otro ser humano es un enemigo, sin lugar a dudas.Donde comer una manzana es un lujo casi inalcanzable y un riesgo para la salud.En este mundo es muchísimo mas fácil y menos doloroso morir que vivir.
Cormac nos muestra con La carretera, un estilo bien pulido que sabe regular las poesía y la narración de los hechos.No por eso es un libro ágil, en absoluto.Tuve que concentrarme bastante para seguir la historia, que por momentos se vuelve monótona.Siempre existe la duda de si soy yo el imbécil que no puede seguir un simple librito.De cualquier manera la monotonía es una constante tanto en la obra y su estructura, como en la vida de los protagonistas.
Un libro que vale la pena leer si lo que buscamos es sentir sutilmente el horror de vivir en un mundo destrozado, que ya no volverá a ser el de antes.




Un mes, mas o menos, que no escribo acá.La razón es que no habían razones.

Hoy encontré una.Y es que el 20 de febrero a las 21:30 se presenta Martín Buscaglia y los Bochamakers en la cancha de Punta Ballena.
Si lo conocen y les gusta buenísimo.Sino, no hay mejor manera de conocer a Martín que escuchándolo en vivo.Además de verlo en vivo, porque el tipo le pone onda y uno sale sin querer queriendo con una sonrisa clavada.Encima se van a presentar junto con Buscaglia, Chamujazz y That swing, que sinceramente no los he escuchado, pero prometen.
Bueno, no queda mas que sugerirles un lindo espectáculo.Espero que nos veamos allí.

Yo soy

Mi foto
Maldonado, Maldonado, Uruguay
Dios, ¿para que sirve este blog?

Chapulines colorados

Síganme los buenos

ecoestadistica.com

Quién avisa no peca...

En este espacio se publican imágenes y/o material, que puede ser perteneciente a cualquier usuario de la web.
Si alguno de éstos usuarios se siente ofendido o por cualquier otra razón, no desea que su contenido sea exhibido en éste blog, no tiene mas que comunicarse conmigo a pacucajo@hotmail.com